POSICIONAMIENTO POLÍTICO



1.- Desde Miguel De La Madrid, en 1982 inició paulatinamente la política económica neoliberal,  de entregar de la soberanía nacional a intereses privados;  con la llegada de Salinas de Gortari al poder se incrementó con la firma del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, (TLCAN), política económica que siguieron instrumentando los gobiernos de Ernesto Zedillo, Vicente Fox, Felipe Calderón hasta la culminación de la aprobación de las mal llamadas reformas estructurales tales como: la Laboral;  la Educativa;  la Telecomunicaciones: la Energética; la Hacendaria, La Financiera, La Penal (Código Nacional de Procedimientos Penales), Política-electoral, Nueva Ley de Amparo, Transparencia, Materia de Competencia Económica y Seguridad  Social (que aún no definen del todo, pero amenazan con privatizar el sistema de salud y disminuir las pensiones), signadas por Enrique Peña Nieto, con la complicidad de los diputados; cenadores; los  partidos políticos PRI; PAN; PRD; Verde Ecologista y movimiento Ciudadano acabando así con el pacto social surgido en la revolución mexicana.

2.- La consecuencia de estas acciones es la disputa de las comunidades contra los intereses fácticos por el territorio nacional; hoy México se ve sumergido en una resistencia en contra de los mega proyectos, como gasoductos, parques eólicos, construcciones de presas, fracking, modernización del sistema de red eléctrica cambio de medidores digitales; privatización y saqueo de los mantos acuíferos, de la tierra y los minerales.

Además está la inflacionaria como el alza al disel; gasolina; gas; electricidad, así como el aumento en la canasta básica; el transporte público; medicinas; la cabalgante devaluación histórica de nuestra moneda, el peso frente a el dólar.

3.- México tiene un empobrecimiento cada vez más alarmante: más de 53  millones de mexicanos están sin oportunidades de sobrevivir; con un mísero salario mínimo el cual no alcanza ni para cubrir las más elementales necesidades básicas: comer; vestir; calzar ni mucho menos a tener acceso a una vivienda digna y con ello a una mejor calidad de vida, lo cual todo mexicano tiene el derecho a tener una vida digna.

4. El desgarre del tejido social de la nación en nuestro país se encuentra marcado por sangre y corrupción, sólo para nombrar algunos ejemplos:

Están los casos de San Fernando, en Tamaulipas donde masacraron a 72 personas (58 de ellos migrantes) por no querer ser parte de las filas del narcotráfico; el caso de Tlatlaya donde el ejército mexicano ejecutó a 22 personas  (algunas de ellas menores de edad); otros ejemplos  son los más emblemáticos de los últimos años el caso de los 46 niños calcinados de la guardería negocio de la familia Bourgs, la ya famosa Guardería ABC, o los 43 estudiantes de la normal Isidro Burgos de Ayotzinapa; la compras de “casas blancas” o el desvío de fondos públicos a cuentas  privadas (exgobernadores  Padrés y Duarte, etc.).

5. En materia de electricidad, con la reforma energética aprobada en las cámaras, por los tres partidos políticos mayoritarios, recordemos la firma del pacto por México PRI, PAN y PRD, las empresas privadas se han venido apropiando de la producción y venta del fluido eléctrico (incluida la transmisión, distribución y el suministro); con ello, han sumido en la siniestra decisión de comer o pagar la energía eléctrica a miles de connacionales, debido a los altos costos de la misma por kilowatt/hora, violando así el derecho humano a la energía eléctrica que debe ser reconocido por el Estado mexicano.

6. Que los mexicanos somos dueños de los energéticos y, por tanto, de la energía eléctrica, y que cualquier decreto que traicione el sentido original de la Constitución Política Mexicana, activa el derecho del pueblo a defender su soberanía y a rebelarse o desobedecer civilmente. Pues, sin energía eléctrica los enfermos no pueden vivir, los alimentos no pueden ser preservados; no se puede bombear el agua, no hay acceso a calefacción o ventilación, y favorece a que prevalezca la  inseguridad. Cabe mencionar en este punto el art. 39 De nuestra Constitución política mexicana, emanada de la revolución en 1917, donde menciona  fundamentalmente que el poder dimana del pueblo y para el pueblo y tendrá en todo tiempo el inalienable derecho a elegir, poner o quitar a quien los represente democráticamente.

7.- La imposición, en todo el país, del sistema de prepago por medio de los medidores digitales y de tarjetas recargables con el mismo funcionamiento de los teléfonos celulares  tiene el objetivo de que “quien no tenga dinero para pagar, no tendrá luz afectando más a la clase más pobre de nuestro país”. La energía eléctrica debe seguir siendo un servicio público del cual no podemos prescindir los seres humanos. Después de la instalación de medidores digitales, la CFE tiene planteado concesionar a empresas privadas el cobro de la luz y la cartera jurídica de deudas de usuarios. Los que resistirán para garantizar la luz en sus hogares, se enfrentarán a demandas por la vía administrativa y el asedio de empresas privadas de cobros extrajudiciales; la reforma energética en materia eléctrica es neoliberal


Por lo expuesto anteriormente nuestras demandas son las siguientes:
  • La renacionalización de la industria eléctrica.
  • Elevar a rango constitucional el derecho a la energía eléctrica como un derecho humano irrenunciable e innegable.
  • Una tarifa social y justa de acuerdo con nuestra condición socio económica, que realmente garantice el desarrollo de la nación.
  • La desaparición de la llamada “Tarifa doméstica de alto consumo” (DAC), por representar un atentado a la economía de las familias mexicanas más vulnerables.
  • La desaparición de todos los adeudos en materia de energía eléctrica por ser impables “Borron y cuenta nueva
  • La sustitución de medidores analógicos por medidores digitales, así como la sustitución de la red eléctrica de cobre por aluminio, ya que pone en peligro la vida de las familias mexicanas.
  • Huelga de pagos hasta revertir la reforma energética y lograr la renacionalización de la industria eléctrica, puesto que aquella vulnera nuestros derechos como mexicanos
  • La creación de una gran cooperativa nacional, en materia de energía eléctrica.
  • Alto al despojo de las comunidades y los megaproyectos. 
  • Alto a los presos políticos y de conciencia.



Fraternalmente


MOVIMIENTO NACIONAL DE USUARIOS DE ENERGÍA ELÉCTRICA.



M.N.U.E.E.


Ciudad de México a  18 de Febrero de 201